jueves, 21 de mayo de 2015

Museos virtuales

Ayer mi hijo mayor, acompañado de sus amigos, visitaron unos museos en la ciudad de Buenos Aires. La paso genial! (segun El) cuando le pedi que me contara acerca de la visita, comenzo su relato diciendo que le gusto interactuar con pantallas tactiles que habia en uno de ellos, y que pudo hacer parte de su visita guiada con auriculares. (Cabe destacar que tiene 10 años y todo lo tecnologico le encanta). Puedo aprender mas acerca de la historia de nuestro pais mediante imagenes y ¨cortos¨ que pasaban en las pantallas y que facilitaban que la visita sea mas amena para los chicos.
En otro pudo tocar todo y eso le encanto mas (Museo Prohibido No Tocar). Otra manera de aprender...

Hoy me pregunte: Y los chicos que no tienen posibilidades de viajar o acceder a estas visitas?
por eso busque info acerca de los museos virtuales que hay en Argentina y los mas relevantes del mundo.

A continuacion explico un poco el concepto y luego dare una lista de ejemplos.

Un “museo virtual” es un museo, o una parte de un museo, que se caracteriza por el uso de medios informáticos para mostrar, preservar, estudiar, reconstruir y divulgar el patrimonio material o inmaterial de la humanidad. Este tipo de museo se integra perfectamente dentro de la definición que el ICOM (Consejo Internacional de Museos) establece para la palabra Museo:

“Un museo es una institución permanente, sin ánimo lucrativo, al servicio de la sociedad y de su desarrollo, abierta al público y que lleva a cabo investigaciones referentes a los testimonios materiales del hombre y de su entorno, los adquiere, los conserva, los da a conocer y especialmente los expone con la finalidad de promover el estudio, educar y deleitar.”

Actualmente, se piensa que el verdadero valor de los museos virtuales se encuentra precisamente en aquello que pueden aportar únicamente ellos y no los museos físicos: exposiciones que no existen físicamente; acceso a objetos no expuestos en el museo físico; acceso completo a piezas tridimensionales desde cualquier punto de vista; colaboración en tiempo real en torno a exposiciones o piezas con gente de cualquier lugar del planeta; etc…

Ventajas:
  •     Posibilitan el acceso colectivo a productos de la creación humana.
  •     Permiten el acceso gratuito de cualquier persona en todo momento y lugar a representaciones de obras de arte reales, posibilitando su disfrute a personas afectadas por alguna discapacidad o que por problemas económicos y de distancia no pueden acudir al museo físico.
  •     Permiten el acceso a colecciones y piezas que no se encuentran expuestas en las salas del museo físico.
  •     Trascienden las limitaciones de espacio y tiempo del museo físico, siendo posible la organización simultánea de las obras según distintos criterios y contextos.
  •     Permiten un acceso no destructivo a representaciones fidedignas y muy precisas de las obras (fotografías, modelos tridimensionales).
  •     Posibilitan el acceso a bases de datos e información, a teleconferencias y foros de discusión así como a otras aplicaciones informáticas relacionadas a las que en el museo físico es imposible o muy difícil acceder.
  •     Poseen el potencial de reconceptualizar la relación entre las obras expuestas, el personal del museo y los visitantes y usuarios del mismo, permitiendo la formación de una noción de museología más participativa, que permite la implicación del usuario.
  •     Son museos más democráticos, atendiendo a un público más numeroso que puede involucrarse más fácilmente en proyectos culturales.

 Limitaciones:
  •     Para su acceso es necesario tener un soporte informático (ordenador, Smartphone…) con conexión a Internet y no todo el mundo dispone de ella.
  •     Para su correcto uso y el acceso a todas las posibilidades referidas anteriormente, son necesarios ciertos conocimientos y habilidades referidas al uso de las tecnologías de la información y la comunicación que no todas las personas poseen.
  •     La organización de las muestras es en ocasiones terriblemente caótica, lo que dificulta el verdadero acceso a las obras. Es necesario plantear “exposiciones” virtuales con los criterios profesionales oportunos que posibiliten un verdadero acceso a conocimiento de calidad.
  •     El bagaje cultural e intelectual necesario para participar en las experiencias educativas propuestas por los museos virtuales y digitales puede obstaculizar el acceso democrático al patrimonio expuesto.
  •     Un ordenador nunca será capaz de replicar o simular la experiencia sensorial que el contacto con el objeto puede suponer en los museos físicos. Además, la mayoría de las imágenes que encontramos en un museo virtual son de baja o insuficiente calidad, lo que afecta a la correcta contemplación de los objetos. Una menor respuesta emocional ante un objeto puede implicar una respuesta cognitiva de baja intensidad.
  •     Muchos docentes pueden experimentar dificultades en el uso de recursos tecnológicos como los ordenadores, lo que obstaculiza su acceso a los museos virtuales y el uso de sus posibilidades educativas.

Ejemplos:







Mas info sobre museos virtuales en Wikipedia

No hay comentarios: