miércoles, 5 de junio de 2013

Decorar con libros

Decorar con libros requiere creatividad y una pequeña dosis de ingenuidad. Como elementos decorativos, los libros son increiblemente versátiles. De hecho, necesitan de la imaginación de un individuo lo suficientemente creativo para ver más allá de las cubiertas y páginas.





Una de las formas de utilizar libros como elementos decorativos es utilizar textos viejos que pueden ser obsoletos, pero no por ello dejan de ser estéticamente hermosos, por lo que puedes utilizarlos como piezas expuestas, enmarcándolos. Estos libros se convertirán en objetos únicos y creativos.


Otra idea decorativa con libros es hacer muebles con ellos. Puede sonar un tanto descabellado, pero es realmente simple. En vez de invertir mucho dinero en una aburrida mesa de centro convencional, puedes apilar varios libros de cubiertas hermosas (como viejas y obsoletas enciclopedias) en cuatro columnas, y luego colocar sobre ellas un cristal o una pánel de fibra de vidrio para formar la superficie. El resultado? una mesa de café o de centro realmente original y única.


Si tienes unas repisas en tu salón, prueba ordenar los libros por colores, contrastando con la decoración. De este modo lograrás agregar color y textura a tu hogar. Si deseas una decoración un tanto más clásica, colecciones de libros antiguos junto con tus objetos decorativos de siempre y una luz cálida harán el trabajo.


Decorar con libros es una forma simple y efectiva de agregar calidez y profundidad a la decoración de tu hogar. Versátiles y siempre vigentes, los libros pueden integrarse a casi cualquier estilo decorativo. Deja volar tu imaginación y llena tus espacios con páginas, letras y color!


Diez sugerencias para guardar los libros 

1. Como base

Apile tres libros sobre una mesa, para utilizarlos como un espacio elevado, sobre el cual podría poner lámparas, esculturas, adornos, o plantas (en una maceta impermeable). Esta es una muy buena forma de elevar accesorios que pueden ser demasiado bajos, así como para crear algún interés especial en el mismo.

2. Pared de lectura Para guardar una gran colección, construya o compre suficientes estantes como para llenar la pared de una habitación, o de un lado de un pasillo ancho. Podrá lograr una gran cantidad de almacenamiento en muy poco espacio.

3. Bien arriba

Instale, debajo del techo o cerca de la parte alta de las puertas un estante de 12 o más pulgadas. Este estante puede estar al lado de una pared o completamente alrededor de una habitación. Asegúrese de utilizar las paredes más gruesas para que el peso de los libros no las resquebraje. Ordene los libros según la longitud del estante.

4. Debajo y ocultos 

Si no tiene ganas de exhibir los libros, podría incorporar estantes debajo de asientos, mesas o ciertas ventanas, es decir en espacios que no se usen ni estén muy a la vista.

5. En un rincón 

Cree un área en un rincón de una ventana, chimenea, o entre dos paredes, en la cual pueda poner estantes, escritorios, o cualquier otra lugar donde apoyar los libros.

6. Almacenamiento en profundidad y empotrado 

Muchos estantes y espacios diversos, con una profundidad no menor a 16 pulgadas pueden tener dos filas de libros. Coloque cierta cantidad contra la pared, y otra fila por delante de los mismos. Utilice la fila del frente para los libros más altos, así no se nota que los de atrás están escondidos.

7. Formando una mesa 

Amontone un conjunto de libros muy grandes en el piso, cerca de una silla, y luego tápelos con un pequeño vidrio para utilizar como mesa ratona. Coloque los libros en una columna o totalmente alrededor, para darle una mirada más interesante.

8. Clasificando los libros 

Para manejar mejor una gran colección de libros, agrúpelos por categoría. Mantenga los libros de cocina en la cocina, los libros de arte cerca de las áreas de esparcimiento, las guías turísticas en el living, y los libros de manualidades e instrucciones en el galpón.

9. En la cocina 

Aunque no son tan accesibles como otros lugares, ciertas áreas de la cocina, como el espacio sobre las alacenas, a menudo puede ser utilizado para guardar y exhibir una combinación de libros y adornos de cocina. Tenga en cuenta colocarlos en un área que se utilice habitualmente como escritorio o almacenamiento, para que los libros no se manchen durante la preparación de la comida.

10. Como parte de adornos 

Ponga sus libros de forma horizontal y vertical, junto con plantas, cestas, botellitas, o cualquier otro artículo, para dar una vista más interesante a cierta área de su hogar.



No hay comentarios: