martes, 15 de marzo de 2011

Biblioteca y Archivo

Complejo Museografico
"Enrique Udaondo"

Hay lugares que conservan voces, nombres, huellas, raíces, sucesos de ese ayer que explica nuestro presente. Y Luján no solo tiene el privilegio de ser la "Capital Nacional de la Fe" sino también de la Historia. Y no porque aquí hayan sucedido hechos históricos trascendentes aunque los hubo y muchos, sino porque en nuestra ciudad tiene lugar el Complejo Museográfico más importante del país y uno de los más grandes de América. Su exhuberante riqueza patrimonial es famosa aún fuera de las fronteras de la Patria.
Nuestro Museo comenzó a cobrar vida a partir de los dos edificios más antiguos que se conservan en la Provincia de Buenos Aires: el Cabildo y la Casa del Virrey, los que en 1942 fueron declarados Monumentos Históricos Nacionales, por el Poder Ejecutivo Nacional.


Archivo Estanislao Zeballos

Se encuentra dentro del área II, en la Av. Nuestra Señora de Luján casi esquina 25 de Mayo. Comprende el archivo personal de quien fue ministro de Relaciones Exteriores de la Nación.
En el mismo sector se encuentran las actas capitulares del Cabildo de Luján, archivo de la Municipalidad, cartas manuscritas de políticos y hombres públicos argentinos, copias del archivo Mitre, archivos fotográficos, cartográficos y numismáticos y archivo del Museo.
Colecciones que guarda el Archivo Estanislao Zeballos:
Documentos Antiguos, Archivo de Indias, Archivo Estanislao Zeballos, Colección Peña, Colección Udaondo, Archivo de Luján, Archivo Municipal, Archivo Testamentarías, Archivo Juicios Civiles, Copiadores, Marcas de Hacienda, Registro de Conductores, Archivo Policial, del Juzgado de Paz, Administrativo del Museo, Legajos de Salas, Documentos gráficos, Fotografías, Mapas, Planos, e Impresos varios.
El Nacimiento de Ogando Pirán: este había logrado construir en su domicilio de la calle San Martín y Moreno, un Pesebre, que se denominó Nacimiento y fue considerado el primero del mundo. En el año 1926 la señora Sara Berraondo de Ogando y su hijo Francisco Ogando donaron esa "verdadera joya" al Museo. Enrique Udaondo, director del Museo, la instaló en un pabellón que ocupó 21 metros de largo por 12 metros de ancho. El pesebre fue inaugurado el 19 de diciembre de 1926. Hoy no se exhibe en el Museo. Las frecuentes inundaciones lo destruyeron. Las tallas están. Se piensa en reconstruirlo. Consta de un gran escenario (21 metros de largo por 12 metros de ancho), revestido en madera y corcho mostrando la tierra de Judá con escenas de la Redención hasta el nacimiento del Niño Jesús. En magníficas escenas se contemplaban la aparición del Ángel a María, aspectos de la Santa Casa, la degollación de los Santos Inocentes en el Pabellón de Herodes, la huida a Egipto, el Nacimiento de Jesús en Belén, la Marcha de los Pastores, la Adoración de los Reyes Magos guiados por la estrella. Todo representado con su vegetación, accidentes geográficos y, hacia el fondo, se observaba en perspectiva la ciudad de Jerusalén todo trabajado en corcho. También se observa el paso de agua tranquila, los pescadores, las murallas fortificadas y las torres. El conjunto nos lleva imaginariamente a la Judá de entonces.

Biblioteca Enrique Peña

Desde 1979 se encuentra en el Museo. En 1987, para ser resguardada de las inundaciones, se le dio el actual destino junto al Archivo Zeballos. Posee interesantes colecciones y entre los libros se encuentra el incunable de los historiadores Pedro de Angelis y Manuel Ricardo Trelles: De la diferencia entre lo temporal y lo eterno, impreso en las misiones jesuíticas.

Hemeroteca

Compuesta por diarios, revistas, periódicos del siglo XIX que nos muestran los vaivenes de nuestra política y el avance de la cultura.

No hay comentarios: