domingo, 18 de abril de 2010

SEAMOS PREVISORES

Las bibliotecas poseen un gran patrimonio documental, el cual es de suma importancia conservar y preservar.

¿Qué pasará dentro de 50 años si éste deja de existir? Lo que hay que hacer es ser previsor, tomar todas aquellas medidas destinadas a proteger adecuadamente los documentos, con el fin de prolongar su utilización en condiciones óptimas durante el mayor tiempo posible.

Referentes como la Universidad de Salamanca, Zaragoza, Barcelona, León y la Universidad de Extremadura desarrollan estas disciplinas.

Implementar técnicas de conservación preventiva en la actualidad es más redituable que implementar técnicas de restauración en un futuro y con el riesgo de perder parte del patrimonio documental.

A medida que las nuevas tecnologías avanzan debemos ir formando nuevas generaciones de profesionales capaces de implantar medidas preventivas y técnicas de restauración a los distintos soportes para mejorar las medidas y técnicas en la conservación de los documentos antiguos.

Tenemos que tomar conciencia sobre la importancia de este patrimonio.

No hay comentarios: