miércoles, 30 de septiembre de 2009

LOS CUENTOS DE CANTERBURY

Inspirado en El Decamerón de Boccaccio, Geoffrey Chaucer en el año 1478 realiza su obra titulada Los Cuentos de Canterbury, siendo así clasificado como la mejor obra inglesa.
Se encuentra dividida en un prólogo general en el que cuenta como en esta época la gente siente el ansia de peregrinar y visitar tierras en países extranjeros; especialmente llegan a Canterbury para visitar al bienaventurado y santo mártir que les ayudó cuando esta­ban enfermos.
Un día en una posada se reúnen 29 personas que deciden peregrinar hacia allí. Ellas son: el Caballero, su hijo y el asistente; una Monja que era acompañada por otra Monja, su capellán y tres sacerdotes; se hallaba también un Monje; un Fraile mendicante; un Mercader; un Erudito de Oxford; un Magistrado; un Terrateniente; un Mercero, un Carpintero, un Tejedor, un Teñidor y un Tapicero; un Cocinero; un Marino; un Doctor en Medicina; una Comadre; un Párroco; un Labrador; un Administrador; un Molinero; un Al­guacil; un Bulero; un Intendente y el narrador.
En ese momento luego de cenar, el anfitrión del lugar les propone un juego en que todos deberían contar dos cuentos de ida y dos de vuelta durante el peregrinar para que les resulte mas placentero el viaje. Así de esta manera comenzaron todos a contar se relato.
Cada cuento es presentado con un prólogo, del cual sólo analizaré el de la Comadre de Bath. Narrado en primera persona, cuenta lo que piensa y siente con respecto a cada uno de sus matrimonios. Mujer que proce­día de las cercanías de la ciudad de Bath, se había casado consecutivamente por la Iglesia con cinco maridos.
Su relato cuenta la historia de un caballero que poseyó a una mujer y que al enterarse de esto el Rey, lo mandó matar. Pero la Reina y demás mujeres de la nobleza no lo permitieron. La Reina le propone que encuentre respuesta a su petición: saber que es lo que desean las mujeres, dándole plazo de un año para así salvar su vida.
En el intento se encuentra con una mujer anciana, la cual le dice que ella tiene la respuesta y que se la daría a cambio de algo.
Llegado el momento con la Reina, el caballero da su respuesta, siendo esta correcta. De este modo la anciana reclama su parte y el caballero a pesar de su objeción debe casarse con ella.
En su primera noche, cuestiona la fealdad de la mujer, respondiendo ésta con dos alternativas. Su respuesta lo hace tomar una decisión sabia, quedarse con ella por mas fea que sea, pero fiel. Contenta con esta elección la mujer cambia de fea a muy joven, bella y fiel.

No hay comentarios: